Para México… III Los FUERA DE SERIE 2016. Fantasías y Aventuras del Exilio. De MEXIQUE-RANCHO a Paris.

O LO QUE ES LO MESMO…

 

Historias Extraordinarias y Cuentos Alucinados del Guanabacoa.

Las Letras de un ESCRIVIVIENTE y sus Alucinadas Aventuras Hechas Cuentos.

 

 

Buscadores de las manifestaciones del arte en el Planeta,

CHUSMA UNIVERSAL en busca de las culturas en el mundo,

Lectoadictos, creadores, perfomanceros, amigos y seguidores de las

FINCA EL REGOCIJO y FINCA LA PENSADA.

 

xxx-2 

Con las manos en los bolsillos. Así es como llegan las aventuras en

LA CALLE DEL EXILIO.

 

Con las Manos en los Bolsillos.

Juanito Guanabacoa.

Diciembre 2016.

  • I El Puente

         Caminaba con las manos en los bolsillos, hablando conmigo, pasando el Pont-Neuf  y el Louvre quedaba tras de mí, justo en el momento en que una atractiva mujer posaba para su compañero que pretendía poseerla con la lente de una cámara digital.  La foto se produce justo cuando al voltear pasaba junto a ella, pareciera que iba a besarme… y se cruzaron nuestras miradas.

 

Imagino el futuro momento en que la pareja disfrutaría de los recuerdos de viaje, o se reían o la foto sería modificada por algún programa para editar imágenes.  ¿Cabrían los celos del amante al ver la mirada coqueta y la evidentemente cruzada con un desconocido sobre el puente?  Recuerdo alguna novia recortar tijereteando a alguien que aparecía junto a ella porque o ya no lo quería, o era el antiguo amante que debía ocultar de sus relaciones de la época, o porque, tal vez, era alguien a quien por alguna natural razón de mujer odiaba…

 

 

  • II LA Chamba y el puente

       Varias semanas sin chamba que valiera la pena, quiero decir, algo que hacer en que pudiera ejercitar el cerebro con otros mundos posibles.  Las bancas en medio del puente, el sol candente, un mundo de gente.  Me siento a recibir la descarga solar mirando al infinito, absorto en nada.  Mi manera de ver y mi gesto personal es percibido cordial y en consecuencia los transeúntes reaccionan: saludos, sonrisas,  alguna frase ocurrente que tiro como señuelo  de atrevida y fallida conquista.  Saco fotos a la gente que llega a pedírmelo, así aprovecho para entablar comunicación y aprovecho también, con cierta malicia, la ocasión para tener a la belleza junto a mi como modelos.

 

 img_9014

Turistas y familias, me piden que les saque la foto… luego vendrá la recompensa de tener junto a mi muchas personas en la FOTO DEL RECUERDO.

 

Veo el vuelo de una gaviota y pasa por lo alto una idea cargada de recuerdos: mis tiempos de investigador y consultor en manejo de crisis… El exilio, es mi presente.  Suena el celular, su vibración me recuerda su lugar en el bolsillo izquierdo cuando visto mis bermudas blancos.  Con ese pensamiento respondo mirando para todas partes, como si estuviera en una de los muchos seguimientos que realicé cuando mi profesión me llevaba por todas partes del país… me río sólo, pos tan sólo se trata de una llamada comercial que se ha colado a mi número… guardo el aparato nuevamente, meto las manos en los bolsillos y sigo mi marcha para terminar de cruzar el puente.

 

  • III La hora del almuerzo y la cita.

      Las 12:30 del mediodía, Paris en la hora del almuerzo.  Todos los restaurantes, cafés, barras o cantinas, cervecerías, tienen sus mesas completas de clientes y comensales, estoy llegando a la calle Bonaparte donde tengo una cita con una misteriosa mujer a quién conozco sólo por el tono de su voz por el momento.  Nos ubicamos e identificamos a la distancia, yo soy el latino inconfundible y ella hizo además ademanes muy evidentes cuando me aproximo.

 

Dar clases de español es el objetivo primario y convenido anteriormente por teléfono… pero dar clases de español a una mujer medio maniática, tal vez loca, de más de 60 maltratados años no es lo mío… Con una sonrisa gentil me despido terminando el aperitivo que comenzamos a beber, antes de que se le ocurriera invitarme a comer.  Dejo el importe de mi bebida sobre la mesa, durante el momento de conversación, me contó su historia y su motivación  por aprender el español, más bien, dejó entrever que su intensión iría más allá que la simple lección de español.  ESO no es lo mío, pensé… Me extiende la mano y me parece un gesto del pasado en que la dama dejaba la mano para ser besada por el pretendiente caballero… ALUCINACION! Como un presagio de alguna historia de terror!

 

ESO, no es lo mío me iba repitiendo, estoy paseando y pasando por los pasajes del Odeón.  Bares, restaurantes y tiendas “chic” del distrito sexto de Paris. Las manos en los bolsillos y voy mirando los platos servidos y a los comensales y a las turistas…  Caigo en cuenta que NO HABIENDO CHAMBA, no hay billete, tengo hambre y estuve a punto de regresarme al restaurant a ver a aquella dama, para decirle: -Esta bien, acepto, invíteme a comer y ya veremos luego donde empezamos a hablar en español! Ah!, pero ha de saber que cobraré el doble de lo anteriormente hablado.  La idea o ese sueño de hambre, pasó cuando voy llegando a la Fuente de Saint-Sulpice.

 

  • IV  El arte, el hambre y los encuentros.

       Sol, cuadros y pinturas en bastidores sin montar, artistas y el “vernisage” que inaugura ese EXPO-PLACE en verano en Paris.  Asumo mi postura de conocedor y amante del arte, “me voy colando” entre los puestos distribuidos alrededor de la gran fuente.  Estoy convertido en un crítico en busca de alguna obra notable; me detengo en aquellos stands donde los bocadillos y los vasos con vino están listos para ser consumidos, volteo para todos lados, sonrío familiarmente a todos aquellos que me han visto y de manera natural comienzo a tomar algunos bocadillos, devorándolos instantáneamente y bebiendo a grandes sorbos la copa plástica del vino barato que se ofrece.  Sigo mi marcha pues son muchos los artistas y sus obras lo que tengo que apreciar… el hambre va a disminuir poco a poco.

 con-las-manos-en-los-bolsillos-00

Los momentos del arte, que matan el hambre y propician encuentros…

Andando con LAS MANOS EN LOS BOLSILLOS.

       Una sonrisa y un ademán señalando la obra, gestos dirigidos a la artista.  La respuesta amable y la invitación a brindar y el paladar gusta de los bocadillos, los ojos del arte y la belleza, el olfato también es deleitado con los suaves perfumes de las presencias gentiles.  Hoy queda resuelto el problema alimenticio inmediato, al menos por un rato.

 

Ser mexicazteca es un TEMA, casi siempre.  Las palabras clave para la conversación son los nombres más conocidos de los destinos turísticos de mi país, MEXIQUE-RANCHO, como coloquialmente he bautizado y me ha dado por llamar al terruño de onde vengo.  Y así paso los momentos, olvidando las enseñanzas japonesas que aprendí en las presentaciones sociales en el Nihon.  Me daban una tarjeta, la tomaba con ambas manos viendo a los ojos a la persona que me la ofrece, inclino suavemente la cabeza y leo el nombre, lo repito sin verle, lo repito viéndole a los ojos… MAGIA! Nunca se olvida el nombre. Pero estoy en Francia, en occidente, donde el individuo es egocentrista y el Sistema muy individualista.  Así que me dan la tarjeta, despreocupadamente me la meto al bolsillo… Y si no la extravío, al llegar a casa, sin volverla a mirar, la arrojo al cajón que va llenándose de éstas…

 

Sigo deambulando por los stands de la EXPO-PLACE itinerante ese verano en Paris… me detengo, estoy viendo un cuadro, una pintura que a mi parecer es bastante simple y sin mucha gracia.  Se trata de una mujer que sentada en un café , supuestamente en alguno famoso a la orilla del Sena, en tanto, intento deglutir un par de bocadillos que me he metido y llenan la boca totalmente.  Soy sorprendido por una mujer con sus comentarios… -¿Le gusta?, Soy yo, me dice, Pierre me pidió que posara para él aquel día, Estábamos en casa, en el jardín, me acababa de hacer el amor y estaba yo desnuda. Continuó:-Claro que para su galería me ha pintado en un café que nos agrada, “Le café de Quai-Pont-Neuf… y volvió con la pregunta:-¿Qué le parece?

 

Por poco me atraganto, volteo a verla. Grande, voluminosa, con una voz aguda como muñeca de “esas que hablan”.  Marie dijo que se llamaba.  –Oui, ça, est interesante! Alcanzo a responder antes de dar un necesario sorbo al vaso de vino tinto que tengo en la mano.  Me presento: -Francisco, achanté, es decir, mucho gusto.  Con la mirada en la pintura intento encontrar un pretexto que pueda poner entre nosotros para salir de la situación.  Inútil, una vez más atrapado en la conversación de que soy mexicazteca; que ella nunca ha estado en América, salvo algunos destinos en la Gringolandia, claro NEW YORK, durante el tiempo en que como piloto privada voló para ricos franceses.  Varios vasos más de vino, bocadillos hasta que barrí con la charola.  Marie me presenta a sus amigas… ahí cambió la cosa radicalmente.

 

Una de ellas, joven, con tono sugerente y sexy me dice que debería yo inscribirme en un sitio virtual para mujeres, “para conocer a alguien” y para “facilitarme los trámites de mi estancia en Francia”  (Adopte un Mec creo me dijo).  Para ese momento sé que se llama Brigitte, clava sus ojos en mis partes, hasta el punto que me hace sentir incómodo, me retiro un poco de ella, pues su cercanía ha provocado que otras damas y personas fijen sus miradas en nosotros, creo que eso no le agrado a algunos de los asistentes.  Sigo parado frente al cuadro de “mujer en el café de Paris”, por cierto que no lo compraría jamás ni menos lo colgaría en algún muro si acaso tuviera yo una gran residencia en esta villa, en este Paris capital de la  France. Seguí apurando los vasos con vinos de diferente color y variados sabores.

 

  • V  El día después, un caso de amnesia, la cruda realidad.

       Me despierto sobresaltado, en una cama ajena; junto a mí, una desconocida a la que no puedo verle el rostro porque está enredada entre las sábanas.  Perfume intenso, demasiado dulce, me agobia y acentúa el dolor de cabeza provocado seguramente por los muchos vasos de vino que seguramente bebí para estar como me siento.  Cruza por mi mente la sospecha, ¿acaso fui “administrado con alguna pócima” vertida en el vino durante la EXPO-PLACE?

 

No aguanto la curiosidad y la duda de saber cómo es el rostro de la mujer que me ha llevado a esta aventura, a punto de convertirse en pesadilla.  Pensando que las cosas podían ser como en una película de espanto, me decido y levanto las sábanas y me sorprendo ante un cuerpo esbelto, joven, piel blanca, muy blanca y curvas muy atractivas, una imagen sensual que me hace olvidar el dolor de cabeza y el perfuma demasiado dulce, me consuelo pero no me tranquilizo.

 

¿Cuál es su nombre? Pos clarito que no es ni Marie, ni Birgitte a quienes conocí el día anterior.  ¿Cómo se dio el encuentro?, ¿En casa de quién estamos?  Mi mente en blanco, yo como autómata.  Lentamente me levanto para no despertar este bello misterio, no vaya a ser y recaiga entre sus redes nuevamente!  Momento mágico y perverso y de desconocidas consecuencias hasta el momento… Espero que no salte de algún lugar un novio, más! Su marido!  Salgo vistiéndome de la habitación, busco la puerta, salgo y me doy cuenta que estoy junto al Sena, enfrente, al otro lado de la ribera, percibo la galería donde todo debió haber comenzado, pos los recuerdos van apareciéndose conforme el sol va cubriéndome el rostro.  Calculo la hora y confirmo que es muy de mañana.

 

Respiro hondo, cierta satisfacción aparece y llena mis pulmones el aire y la brisa del río.  Me meto las manos en los bolsillos, volteo por última vez en dirección a la puerta donde he salido, a la ventana superior que tiene delgadas cortinas volando y está abierta totalmente, comienzo a hablar conmigo, camino y paso de nuevo sobre el Pont-Neuf y ahora frente a mí, queda el Louvre, voy por la mitad del puente justo cuando pasa muy cerquita de mí una mujer joven muy coqueta y me guiña el ojo.

 

… Aún no se si es buena idea ser profesor de español en un mundo raro donde las mujeres quieren “adoptar un mec” o pasarse el rato con alguien sin preguntar siquiera el nombre… Siento hambre nuevamente… Creo que debo buscar otra aventura en el arte…

Fin.

En tanto pueden repetir muy pa sus adentros mí…

AAAAAAAAAAAAAAAAADIOOOOOOOOOOOOOSSSSSSSSSSSSSILVER!!

JUANITO GUANABACOA

         “EL SABROSO” 

Aprendiz de la Vida y Profesional de la Dicha.

2003 – desde lo infinito y más acá… 

https://juanitoguanabacoa.wordpress.com/

jbelmont77@hotmail.com

Anuncios

Acerca de juanito guanabacoa

Nací chido me hice torcido, irreverente y hablador en caliente pa que sienta la gente. Me eduque en mi casa, me instruí en la calle, me forme en la vida y me distrocioné en el Mundo. Guanabaquear es un estilo de defender la Vida con la DIGNIDAD y la LIBERTAD que son las chamacas con las que bailo a ritmo de militancia en esta MOVIDA que pretendo hacer colectiva, social NUESTRA! Desde la FINCA LA PENSADA que ha sido concebida pa liberar a la manada!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s